Fabricación de instrumentos tradicionales

Hoy día los instrumentos normalmente se compran en una tienda o de un fabricante de instrumentos. En los últimos años, sin embargo, se ha vuelto más común la elaboración de instrumentos en casa. Se organizan cursillos y cada uno puede hacer un instrumento con sus propias manos, bajo la supervisión de un fabricante experimentado.

Los grupos instrumentales de música tradicional han participado en los festivales de la canción y de baile desde el año 1970; en los últimos años tienen también fiestas propias dentro de los mismos. También son indicio de la popularidad de instrumentos populares las competiciones y cursillos que se organizan.
 

P: ¿Existen instrumentos que se pueden considerar como parte de la música folclórica de Estonia?
R: Sí, los hay. Hoy en día relacionamos la música folclórica con la cítara, la gaita y el violín. Pero consideramos también otros instrumentos. 

Es curioso saber que hasta principios del siglo XX, tocar instrumentos era monopolio de hombres y se consideraba como impropio para las mujeres.

Hoy día se organizan competiciones para los músicos que tocan instrumentos tradicionales, así como cursillos donde se estudian y se tocan estos instrumentos, y todo eso ha contribuido a su popularidad.
En la Academia de la Cultura en Viljandi se enseña música popular. También se puede estudiar a tocar instrumentos folclóricos en escuelas de música donde los instrumentos más populares son el violín, el acordeón y la guitarra.

 

En diciembre de 2012 se fundó la escuela de música popular en Mooste. Allí es posible estudiar a tocar la cítara, el violín, el acordeón y la guitarra. También hay otros centros por todo el país donde se puede aprender a tocar estos instrumentos.